martes, 30 de abril de 2013

El monstruoso huracán de Saturno

Esta imagen de la NASA, facilitada este lunes, muestra el vórtice de un huracán gigante que se produjo el pasado 27 de noviembre de 2012 en el Polo Norte de Saturno, obtenida por la nave espacial Cassini. El ojo del huracán medía unos 2.000 kilómetros de diámetro  y los vientos alcanzan allí los 150 metros por segundo.Además, la nave espacial de la NASA Cassini ha observado por primera vez la evidencia de pequeños meteoritos rompiéndose en pedazos antes de impactar contra los anillos de Saturno. Estas observaciones hacen que los anillos de Saturno sea el único lugar junto con la Tierra, la Luna y Júpiter donde los científicos y astrónomos aficionados han podido observar directamente impactos de meteoritos, según recoge la web 'Science Daily'.El estudio del impacto de estas colisiones ayudarán a los científicos a comprender cómo se formaron los diferentes planetas del sistema solar. El sistema solar está lleno de pequeños objetos en desplazamiento. Estos objetos frecuentemente golpean los cuerpos planetarios y, en el caso de Saturno, se estiman en un tamaño que van desde un centímetro hasta varios metros.Los resultados de Cassini han mostrado los anillos de Saturno como detectores muy eficaces de muchos tipos de fenómenos circundantes, incluyendo la estructura interior del planeta o las órbitas de sus lunas. Por ejemplo, una ondulación sutil pero extensa en torno a las 12.000 millas (19.000 kilometros) a través de los anillos más internos prueba la evidencia de un gran impacto de meteorito en 1983, según los científicos.

El equinoccio de Saturno en el verano de 2009 fue un momento especialmente bueno para ver los escombros dejados por los impactos de meteoritos. El ángulo del sol muy bajo permitió a las nubes de escombros verse brillantes en contraposición con los anillos oscuros del planeta.

 Yoel Cobelas Vázquez 1º Bach A

1 comentario:

Carmen Cid Manzano dijo...

Yoel, este blog revindica a ciencia en galego. Faltan as etiquetas.